1. Salud

Sin dudas, la salud es la razón más importante para visitar al dentista. El descuidar la boca, puede llegar a convertirse en una fuente de disgustos. El dentista es un  profesional que conoce todos los problemas que puede llegar a tener en su boca y cuya misión es la de ayudarlo a tener unos dientes sanos y fuertes, y unas mucosas sanas y rozagantes. Las enfermedades relacionadas con las encías, por ejemplo,  pueden desembocar en la pérdida de dientes y afectan a entre un 5% y un 20% de los adultos. Problemas como las caries, la placa bacteriana, gingivitis o periodontitis son sólo la punta del iceberg. Los dentistas están preparados para lidiar con todo tipo de patologías que afecten a tus dientes. Consultarlo con regularidad es lo ideal.

2. Higiene bucal

El dentista te ayudará a llevar una higiene bucal que le permita evitar los problemas asociados a la falta de la misma y le permita, al mismo tiempo, disfrutar de unos dientes limpios y sanos. La higiene bucal juega un papel muy importante a la hora de lograr una boca sana. Actividades como el cepillado, uso de hilo dental o colutorios, llevadas a cabo en forma correcta, son parte de un conjunto que nos ayudará a tener la boca limpia y lejos de posibles enfermedades dentales. Asimismo, la correcta higiene de la boca, se ve reflejada en un aliento fresco y agradable. Su odontólogo puede asesorarlo al respecto. Consúltelo.

3. Prevención

Una de las razones principiales para visitar al dentista regularmente, es la PREVENCION. Una de las tareas fundamentales de los dentistas es la de educar a los pacientes para que eviten someterse a tratamientos dentales agresivos, caros y complejos. Acudir regularmente a su consulta puede ser clave para evitar tratamientos mucho más complejos y caros, lo que no será algo agradable de afrontar. La prevención es muy importante para los dentistas, ya que proporciona información, opinión profesional y guías de actuación para evitar tener que ir al dentista por motivos más graves.

4. Estética

¡Una Sonrisa bonita! Tener una buena salud buco-dental, va ligado a tener una sonrisa bonita y vistosa. Cada vez más, la salud y la estética se unen y la gente desea tener una sonrisa sana pero también deslumbrante. Una sonrisa de la que puedan presumir, y que les haga sonreir sin vergüenza, delante de todo el mundo, aumentando su confianza en sí mismo. Los dentistas no sólo lo ayudan con su salud dental, sino que disponen de tratamientos y técnicas como  el blanqueamiento dental profesional para que su sonrisa luzca radiante.

5. Trabajo

No cabe duda de que la imagen es muy importante hoy en día. Según los dentistas y expertos en recursos humanos, nuestra sonrisa es una carta de presentación en sí misma, que puede marcar la diferencia en esa primera impresión que damos. Una sonrisa bonita, radiante y fresca lo ayuda a estar más seguro de usted mismo y le da la confianza que necesita para defender su candidatura en una entrevista de trabajo. Obviamente aplica para todas las demás interacciones en su vida social.

6. Vida social

En nuestro día a día, los dientes también juegan un papel fundamental. Una sonrisa es contagiosa; sonreír sin vergüenza y a menudo hace que los demás, a su vez, también quieran sonreirnos. Hay estudios que demuestran que las personas confían más en un extraño cuando éste sonríe, así como los camareros ganan más propinas si atienden con una sonrisa en la boca.  Una sonrisa que llegue sin avisar, espontánea y sincera sólo se consigue si siente orgullo de sus dientes y no le da miedo mostrarlos. Los dentistas son sus mejores aliados para tener una boca de la que presumir.

7. Ahorro

Dentista barato. Aunque suene difícil de creer, ir al dentista de forma regular puede suponer gastar menos dinero. (¡Mucho menos dinero!). Es un hecho que, con la prevención, la educación y las pautas ​apropiadas que le proporcionan los dentistas, puede ahorrar en la salud de su boca. Es mejor visitar regularmente al dentista y saber qué debes hacer para tener tu boca limpia y sana, que ir corriendo mañana para un tratamiento que se sale de su presupuesto habitual. Por otro lado, los avances en odontología han abaratado el precio de la odontología, pero para ahorrar en odontología, la mejor opción sigue siendo la prevención.

8. Tranquilidad

Tener una boca sana y cuidada, sin dudas, es algo que nos dá mucha tranquilidad. Claro que esto es algo que no notamos hasta que tenemos alguna molestia o dolor, lo que no nos deja más opción que visitar al odontólogo. Los dentistas están preparados para lidiar con todo tipo de patologías y problemas que afecten a tus dientes, para asesorarlo en la prevención de cichos problemas, y son profesionales preparados, formados y regulados para darle la mayor seguridad y tranquilidad. nuestros odontólogos le darán la confianza que necesita para que su visita a nuestros consultorios odontológicos no resulte una experienca traumática.

No posponga su visita al dentista.

Lo esperamos.

 

Términos de búsqueda para este contenido:

Compártalo!Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone